¿El puerto de carga del iPhone no funciona? 14 maneras de arreglarlo

¿Tiene problemas para cargar su iPhone aunque el cargador funcione? Este problema podría deberse a un puerto de carga defectuoso, que a menudo es el resultado de la acumulación de residuos o de pequeños fallos de funcionamiento. Sin embargo, puede estar seguro de que se trata de problemas sencillos que no suelen requerir asistencia profesional. Si te encuentras con un puerto de carga inactivo y estás buscando soluciones, ¡estás de suerte! Tenemos remedios útiles para usted.

 

1. Reinicia tu iPhone

Intenta reiniciar tu iPhone si no carga. Cuando te encuentras con cualquier problema con tu iPhone, reiniciar el dispositivo suele ser el paso inicial. Esto también se aplica cuando el puerto de carga no funciona correctamente. Reiniciar el iPhone puede resolver cualquier problema relacionado con el software que pueda estar impidiendo que se cargue. Sin embargo, si la batería de su iPhone está completamente agotada o en 0%, este método puede no ser eficaz.

 

2. Reinicia tu iPhone

Considera la posibilidad de realizar un hard reset en tu iPhone si sigue negándose a cargar. Este método va más allá de un reinicio estándar e implica reiniciar completamente el procesador del dispositivo, lo que puede tardar un poco más que un reinicio típico.

Para iPhones con iOS 16 o posterior, sigue estos pasos para realizar un restablecimiento completo:

  1. Pulsa y suelta rápidamente el botón de subir volumen.
  2. Pulsa y suelta rápidamente el botón de bajar volumen.
  3. Mantén pulsado el botón lateral.
  4. Suelte el botón lateral cuando aparezca el logotipo de Apple en la pantalla.
  5. Cuando tu iPhone termine de reiniciarse, intenta cargarlo de nuevo.

Para los iPhones con versiones anteriores de iOS o los equipados con un botón de inicio, consulte la guía de Apple para obtener instrucciones.

 

3. Examina el puerto de carga de tu iPhone

Examina el puerto de carga de tu iPhone si sigue funcionando mal después de reiniciarlo. Con el tiempo, el polvo y los residuos pueden acumularse en el puerto, obstruyendo la conexión entre el cable y las clavijas. Si dispone de ella, utilice una lata de aire comprimido para eliminar suavemente cualquier resto suelto del puerto de carga.

A continuación, utiliza un cepillo suave y seco para limpiar con cuidado el puerto de carga del iPhone. Si no tienes acceso a un cepillo, puedes utilizar un palillo de dientes para limpiar los residuos del interior del puerto. Evita utilizar objetos metálicos puntiagudos bajo ninguna circunstancia. Después de limpiar el puerto de carga del iPhone, enchufa el dispositivo y observa si empieza a cargarse.

 

4. Examina el cable de carga y el adaptador del iPhone

Inspecciona el cable cuando el puerto de carga de tu iPhone no funcione correctamente. Si has utilizado el mismo cable de carga del iPhone durante mucho tiempo, es posible que se haya dañado o deshilachado. En estos casos, es posible que el cable no cargue el iPhone de forma eficaz. En lugar de centrarte únicamente en el puerto de carga del iPhone, considera la posibilidad de sustituir el cable si hay signos visibles de daños en tu cable de carga actual.

 

5. Verificar el ladrillo de carga

Verifica el funcionamiento del ladrillo de carga. En ocasiones, el problema con el puerto de carga de tu iPhone puede no atribuirse al cable. En su lugar, podría estar relacionado con el ladrillo de carga. Aunque es poco frecuente, los ladrillos de carga pueden dejar de funcionar con el tiempo. Para determinar si este es el caso, retira el cable de carga del ladrillo y conéctalo a otro.

Si careces de un ladrillo de carga adicional para realizar pruebas, basta con enchufar el cable de carga al portátil. ¿Comienza a cargarse el teléfono? Si es así, indica la necesidad de un ladrillo de carga de repuesto.

 

6. Inspeccione y limpie el puerto de carga

Independientemente de dónde guardes tu iPhone -ya sea en el bolsillo, el bolso, la funda o la mochila-, el puerto de carga tiende a atraer polvo y suciedad. La acumulación de pelusas en esta pequeña abertura puede dificultar la conexión entre el cable de carga y el iPhone. Ten cuidado al limpiar el puerto de carga; puedes retirar suavemente los restos con un palillo de madera o utilizar aire comprimido para eliminar cualquier obstrucción. Evita utilizar un clip, ya que podría dañar las delicadas clavijas del puerto de carga. Además, absténgase de utilizar líquidos que contengan alcohol para la limpieza.

 

7. Compruebe la función de carga inalámbrica

Comprueba si la función de carga inalámbrica está operativa. Después de probar todos los pasos mencionados anteriormente y seguir encontrando problemas de carga con tu iPhone, es hora de evaluar si la función de carga inalámbrica funciona correctamente. Coloca tu teléfono en cualquier estación de carga inalámbrica compatible conectada a una fuente de alimentación.

Si el iPhone no se carga incluso cuando se utiliza la carga inalámbrica, esto sugiere un posible mal funcionamiento de la placa de carga, que requiere reparación.

 

8. Considera la posibilidad de explorar fuentes de energía alternativas para cargar tu iPhone

Aunque pueda parecer demasiado simplista, es esencial reconocer la existencia de enchufes y bancos de alimentación defectuosos. Antes de intentar cualquier otra solución, es crucial eliminar esta posibilidad. Si tu iPhone no se carga cuando está conectado a una toma de corriente, prueba a utilizar una toma diferente. Además, prueba a cargar el teléfono a través de un puerto USB del ordenador o con el cargador del coche mientras estás en el vehículo.

 

9. Examine la función de carga optimizada de la batería

Si observas que tu iPhone deja de cargar a los 80%, no hay motivo para alarmarse. Desde el lanzamiento de iOS 13, se ha introducido una función para prolongar la vida útil de la batería, conocida como Carga optimizada de la batería. Para acceder a esta función, ve a Ajustes > Batería > Salud y carga de la batería.

 

10. Considera la posibilidad de intentar cargar tu iPhone de forma inalámbrica

Si tienes un iPhone 8 o un modelo más reciente, deberías tener la capacidad de cargar tu teléfono sin cables. A continuación te explicamos cómo conectar tu iPhone a un cargador inalámbrico:

  1. Enchufa el cargador a una fuente de alimentación.
  2. Coloque el cargador sobre una superficie plana o como indique el fabricante.
  3. Coloca el iPhone sobre el cargador con la pantalla hacia arriba. El iPhone puede tardar unos instantes en iniciar la carga.

 

11. Considera la posibilidad de reiniciar tu iPhone

En ocasiones, un simple reinicio puede eliminar cualquier fallo de software y restaurar la funcionalidad de tu iPhone. Para ello, mantén pulsado el botón de encendido junto con el botón de volumen hasta que aparezca la opción "Deslizar para apagar" en la pantalla. Desliza el botón hacia la derecha para apagar el teléfono. Tras una breve pausa, vuelve a mantener pulsado el botón de encendido para encender el iPhone.

 

12. Asegúrate de que el software de tu iPhone está actualizado

Aunque no ocurre con frecuencia, el software obsoleto a veces puede interrumpir la capacidad de su iPhone para realizar funciones básicas como la carga cuando está conectado a una fuente de alimentación. Para solucionar este posible problema, comprueba que tu iPhone ejecuta la última versión del sistema operativo iOS.

He aquí cómo comprobar si hay actualizaciones:

  1. Desbloquea tu iPhone y accede a Ajustes.
  2. Desplázate hacia abajo y selecciona "General", después pulsa en "Actualización de software".
  3. Si las Actualizaciones automáticas están activadas, verás un mensaje que indica tu versión actual de iOS y su estado de actualización.
  4. Si las actualizaciones automáticas están desactivadas, pulsa en "Actualizaciones automáticas" y, a continuación, activa "Descargar actualizaciones de iOS" e "Instalar actualizaciones de iOS".
  5. Una vez completada la actualización, conecta tu iPhone y controla su estado de carga.

 

13. Restablecer la configuración del iPhone

Restablece los ajustes de tu iPhone si has intentado reiniciarlo y reiniciarlo sin éxito para resolver el problema de carga. Antes de buscar ayuda profesional, considera este paso. Al restablecer los ajustes de tu iPhone se borrarán las configuraciones personalizadas y se conservarán todos los datos, como fotos, aplicaciones, vídeos y música. He aquí cómo proceder:

  1. Desbloquea tu iPhone y ve a "Ajustes".
  2. Pulse sobre "General".
  3. Desplázate hacia abajo y selecciona "Restablecer" y, a continuación, "Restablecer todos los ajustes".
  4. Deja que el iPhone se reinicie y vuelve a intentar cargarlo.

 

14. Busque daños físicos y considere la posibilidad de buscar ayuda profesional

Si has seguido todos los pasos mencionados y tu iPhone sigue sin cargarse, es posible que la batería esté defectuosa o que el iPhone haya sufrido daños. Entre las posibles causas se incluyen que el teléfono se haya caído varias veces, que haya estado expuesto al agua o que los pines del conector estén doblados.

Si sospechas que tu iPhone está dañado, es aconsejable que consultes a un profesional. Puede visitar una Apple Store cercana, ponerse en contacto con el Soporte técnico de Apple o solicitar asistencia en un centro de servicio técnico autorizado de Apple para que profesionales cualificados realicen el diagnóstico y la reparación.

Tratar con un iPhone que no se carga puede ser frustrante, pero hay una alta probabilidad de encontrar una solución a través de la experimentación y los ajustes. Sigue metódicamente los pasos descritos anteriormente para solucionar el problema. Si ninguno de ellos resuelve el problema, considera la posibilidad de que un profesional examine y repare tu iPhone.

Deja un comentario